El Album Ilustrado

El término álbum ilustrado es utilizado por editores y especialistas literarios de todo el mundo. Sin embargo, la mayoría de ellos no llegan a un consenso real en cuanto a su significado concreto.

el corazon del pirata
Ilustración de «El corazón del pirata«, por Justine Brax.

Una de las pocas cosas en las que todos coinciden es que hablamos de un libro ilustrado, por supuesto, pero no vale cualquier libro ilustrado.

El álbum es un todo. La ilustración está presente en todas partes, por lo que introducirla en un libro es facilitar la síntesis que, en pleno siglo XXI, tenemos la responsabilidad de realizar. Nuestra síntesis cultural debe arrastrar el lenguaje verbal, el escrito, el gráfico y también el icónico.

Qué es un álbum ilustrado

Un álbum ilustrado es un libro filmado. Es un libro con todas sus letras. Tiene el papel, el olor a libro, la estructura de libro, pero no es un libro ilustrado. Es decir, no se trata simplemente de un texto al que se le colocan imágenes para mejorar su estética ni para que se entienda mejor lo que quiere contar. Estas serían las dos funciones que normalmente se le atribuyen a la ilustración. Por tanto, la definición de álbum ilustrado no es «libro con imágenes«.

El álbum no es un género sino un tipo de texto mucho más flexible y abierto. David Lewis.

En el álbum, tanto el ilustrador como el escritor del texto tienen la misma presencia e importancia. Son capaces de narrar toda la historia a nivel literario, con el texto, y por otro a nivel ilustrado, con las imágenes.

la coleccionista de palabras álbum ilustrado
Ejemplo de álbum ilustrado del libro «La coleccionista de palabras«.

Texto e imágenes se fusionan hasta conseguir una sola historia que cuando el lector agarra el libro, percibe un todo en el que textos, palabras e imágenes le van diciendo y hablando.

Cabe destacar, como característica más técnica, que el álbum ilustrado suele constar de entre 24 y 32 páginas.

Álbum ilustrado vs. libro con imágenes

Un libro con imágenes o libro ilustrado se trata de una obra escrita a la que se le han aportado ilustraciones para apoyar el texto. Las imágenes nos ayudan a comprender la historia, pero no nos cuentan la historia por sí mismas. Las ilustraciones en este tipo de literatura son totalmente prescindibles. El argumento de la historia que el autor nos quiere contar permanecerían intactos sin estas imágenes plasmadas en sus páginas.

luison libro ilustrado con imagenes
Ejemplo de libro ilustrado: Luisón, de Alfredo G. Cerdá.

En un álbum ilustrado, como hemos comentado anteriormente, las ilustraciones forman parte de la narrativa de la historia, la cual perdería parte o todo el sentido si fueran eliminadas.

La animación a la lectura a través del álbum ilustrado

Hoy en día existen multitud de editoriales destinadas a la realización de libros infantiles que pretenden que sus libros no sean meros objetos que vayan a pasar años en una estantería sin que nadie los toque. Nuestra editorial favorita en este aspecto es Kalandraka, seguida muy de cerca por Edelvives. Caben mencionar otras marcas como Kókinos, Algar y Beascoa. Todas ellas han hecho una importante apuesta por el álbum ilustrado que merece la pena tener en consideración.

Conseguir que un libro al abrirlo tenga su propia vida, voz, gestos, cara y nombre. En definitiva, libros para niños que puedan ser disfrutados. tanto por ellos como por quien se lo lea. Y es que estos libros están pensados para ser contados por personas mayores a niños que todavía no saben leer, o están en proceso de la adquisicón de la lecto-escritura. Por ello son perfectos para la realización de cuentacuentos.

la vaca victoria leyenda
Ilustración del álbum «La vaca Victoria«.

Desarrollando actividades lúdicas, divertidas y diferentes, como el cuentacuentos, se puede incentivar a los niños a leer cuentos infantiles.

El niño tiene que aprender a leer acompañado. Después lo podrá hacer él o ella sola.

Cuando se cuenta un cuento todos los factores importan a la hora de transmitirlo: la palabra, la voz, los ojos. Estos son los que hablan pero, al mismo tiempo, el libro está siempre presente. Los niños identifican esas palabras y voces con el libro.

No hay mejor forma de animar a leer a los pequeños que con libros que les entren por los ojos, a primera vista. Con una ilustración que les llame la atención y les invite a entrar, siempre va a ser más fácil que empiecen a aficionarse a la lectura. Algo que, de entrada, es más difícil que sentarse a ver la televisión o coger la tablet.

monstruo rosa
Ilustración del álbum «Monstruo Rosa«

El álbum ilustrado como recurso didáctico

El álbum ilustrado es un excelente recurso educativo, con el que se puede trabajar de forma transversal la creatividad y la imaginación del alumnado. Además, dependiendo de la temática argumental, como cualquier otra obra literaria, puede dar mucho de sí a la hora de contribuir en cualquier otro aspecto del proceso enseñanza-aprendizaje.

Como afirma el doctor en medicina y neuriciencia Francisco Mora, «El cerebro solo aprende si hay emoción«. Sin duda, es mucho más probable generar emociones en los niños y niñas utilizando como recurso didáctico un álbum ilustrado que con un libro con imágenes, por lo que se facilita el aprendizaje significativo, perdurable en el tiempo.

Algunos de los beneficios o ventajas que podría tener el trabajar con un álbum ilustrado en el aula, tanto de infantil, primaria o secundaria, son:

  • Fomentan la lectura, ya que es un material que rápidamente se palpa como divertido y atractivo. Un buen ejemplo de ello es el cuento de La coleccionista de palabras.
  • Favorecen un clima de creatividad e imaginación. Un cuento muy original que fomenta la creatividad es Ñac-Ñac, el monstruo comelibros.
  • Permiten el desarrollo del pensamiento crítico, generando diferentes perspectivas de la historia según el punto de vista de cada uno. Cuando las niñas vuelan alto o el cuento Soy un punto plasman este aspecto de forma excepcional.
  • Es un recurso manipulativo, que no solo atañe a la vista sino también al tacto. El ejemplo perfecto sería la versión con texturas de La pequeña oruga glotona.
  • Se trata de un material que se puede trabajar de forma interdisciplinar. Un ejemplo sería El Grúfalo, con el que podemos trabajar las ciencias naturales (animales y sus partes del cuerpo), inglés, música y plástica entre otras áreas.
  • Fusiona el arte escrito con el pictórico. Véase el álbum El corazón del pirata.

Más ejemplos de álbumes ilustrados

Si deseas ver más ejemplos de los mejores álbumes para cualquier edad (si te encuentras perdido/a en la elección por edad deberías ver clasificación libros por edad) pásate por nuestra sección de Álbum Ilustrado.

Y hasta aquí hemos llegado. Esperamos que este artículo te haya resultado útil y esclarecedor. Si tienes alguna cuestión o sugerencia, ¡no dudes en dejarnos un comentario!

¡Nos interesa tu opinión! ¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Comparte esta entrada

Deja un comentario