Cuento para trabajar la tolerancia y solidaridad: Soy un Punto

Soy un punto es un álbum ilustrado escrito por los italianos Giancarlo Macrì, actor y músico fundador de la Banda Osiris, y Carolina Zanotti, periodista especializada en música y teatro.

Se publicó en 2015, en pleno apogeo del conflicto bélico que tristemente aún se está sucediendo en Siria, que llevó a más de 10 millones de personas a emigrar para poder sobrevivir. Es importante contextualizar este cuento, porque trata de hacer entender a los niños -y también a los adultos- las circunstancias que pueden llevar a alguien a abandonarlo todo para buscar asilo en otro país más próspero y seguro. Sin embargo, trata estos temas tan delicados sin entrar en ningún tipo de tendencia política. Nada más lejos, trata de inculcar valores de solidaridad, tolerancia, respeto y generosidad desde una perspectiva sana y constructiva.

Información
Título Soy un punto
Autor Giancarlo Macrì y Carolina Zanotti
Editorial San Pablo
ISBN 978-8428549066

  soy un punto

Soy un punto

La historia de este álbum ilustrado se divide en dos partes diferenciadas físicamente en el libro: Las páginas a la izquierda, y las páginas a la derecha.

En las páginas a la derecha vemos una sociedad avanzada con casas bien construidas, oportunidades de ocio y diversión, comida, y todo lo que cualquiera pueda necesitar. En las páginas a la izquierda podemos observar una sociedad pobre, vacía, sin recursos. Bien podríamos decir el mundo de los «ricos» y el mundo de los «pobres».

La historia te hace reflexionar sobre si es justo que existan tan grandes desigualdades económicas entre países, entre diferentes personas que básicamente quieren lo mismo: poder ser felices junto a sus seres queridos.

Pese a que el libro tiene poco texto y escrito en mayúsculas, es un libro sin duda para mayores de 6 años debido a la temática y al intento de buscar una reflexión que no podríamos conseguir, normalmente, con niños y niñas más peques.

 

Ilustraciones muy curiosas con una técnica sencilla

Pese a que el argumento en sí ya merece la pena, lo realmente curioso y que más llama la atención de este libro es la técnica utilizada para sus ilustraciones y para contar la historia por medio de las mismas (como buen álbum ilustrado, claro). Las ilustraciones están realizadas a mano al completo.

soy un punto

Se utiliza una especie de puntillismo de punto gordo en el que coexisten dos tipos de puntos: los huecos y los rellenos.  Esto tiene un sentido muy obvio en la historia que prefiero que lo descubras por ti mismo para no hacerte spoilers 😜. No tiene más color que el blanco y negro, y realmente no necesita más. Los puntos a veces representan personas, pero también se utilizan para representar objetos como rascacielos, norias, coches, hotdogs, y casi cualquier cosa. Todo se muestra con puntos. ¡Y es genial!

Un libro para reflexionar

No es un libro fácil de reseñar, ya que a primera vista te puede parecer un libro más. Pero, si te detienes a reflexionar, solo con puntos y frases escasas pero tajantes y significativas es capaz de transmitir mensajes y emociones muy intensas.

Emociones que intentamos ignorar o esconder en nuestra vida diaria, para poder ser felices con nosotros mismos. Oye, y es normal, todos lo hacemos. No estamos constantemente pensando en las desigualdades e injusticias que vemos y escuchamos.

Pero con este libro se pretende que por un ratito paremos. Reflexionemos. Conectemos con nuestro interior. Y hagamos algo por intentar cambiar.

¿Y cómo se hace el cambio? Bueno, cada uno a nuestro nivel como siempre decimos a nuestros alumnos. No necesitamos ir a otros países para hacer algo bueno, aunque esto sería idóneo. Simplemente debemos de empezar cambiando nuestro interior, nuestros pensamientos y actitudes hacia con los demás. Después de esto, llevar esas acciones al mundo que nos rodea, nuestra familia, amigos, barrio, etc. Un simple gesto es suficiente compartir tiempo con personas tristes y solas, ayudar a mi vecino con un litro de leche cuando voy a la compra, etc.

Hay miles y miles de gestos que están en nuestras manos para cambiar y lograr ser personas solidarias, tolerantes y que construyan una sociedad inclusiva donde quepamos todos sin importar raza, color, religión o dinero. Al fin y al cabo todos compartimos dos cosas fundamentales: Somos seres humanos, personas y compartimos nuestro lugar de residencia, el mundo.

Sin embargo, esta transformación no es cosa de ti solamente, ni de un día. Esta transformación, al igual que en este emotivo álbum, será posible cuando nos unamos todos juntos y luchemos por el bien común, porque solos no somos nada ante un mundo lleno de desigualdades y lucha, pero juntos SOMOS LA FUERZA necesaria para el cambio.

Cómo llevarlo al aula de Primaria

Ahora, si me permitís, os cuento una experiencia vivida con este libro en la materia de Ciudadanía en 5º de primaria con niños y niñas de 10-11 años. Después de la lectura del libro, surgió un debate muy intenso y acalorado, así que decidimos hacer algo por cambiar el mundo. Estábamos en época de elecciones, últimamente han habido unas cuantas  y a estas edades están muy puestos ya en política de todo lo que oyen en casa. Yo a su edad, no tenía ni idea, he de confesar 🤦‍♀️. Así que propusieron que los partidos políticos eran los que debían cambiar esto y querían ser ellos esos partidos políticos. Como estábamos en Ciudadanía pues me dije ¿por qué no?

Empezaron a dar ideas de como podíamos llevar a cabo la actividad. Al final, decidimos que por grupos de 5 personas iban a formar su propio partido político. Elegirían un nombre, un emblema que los representará e iban a hacer un programa con sus 10 puntos principales para cambiar nuestra sociedad. Eso sí había unas reglas para no politizar la actividad, no se podían usar nombres de partidos políticos existentes ni emblemas similares, debían ser originales y crear sus propios partidos.

Al día siguiente cada partido expondría su programa electoral. Fue una pasada de actividad que disfrutaron muchísimo. Algunos puntos no tenían ni pies ni cabeza, pero otros estaban perfectamente desarrollados hasta el último detalle. Eso sí, todos estaban basados en la solidaridad, tolerancia e inclusión de todas las personas en una sociedad equitativa. Tenía fotos de esos programas políticos muy trabajados y decorados, pero no las he podido encontrar entre nube y nube (si algún día las recupero, las subo).

Beneficios de leer o contar Soy un punto

  • Es un libro que trabaja el pensamiento crítico y la capacidad empática.
  • Su moraleja es profunda y es un punto de partida excelente para fomentar valores en nuestros hijos y alumnos.
  • Es un libro que, aunque está cargado de sentido en sus 46 páginas, se lee rápido.
  • Es un libro diferente, atrapa y gusta a pequeños y mayores por el atractivo de poseer unas ilustraciones que llaman la atención por su sencillez.

A partir de este libro como habéis visto se reflexiona sobre muchos valores, pero sobre todo podemos hacer hincapié en la importancia del trabajo en equipo. Y, claro, esto es muy útil para niños de primaria a la hora de trabajar en el aula y conseguir que reflexionen sobre porqué es mejor trabajar de forma cooperativa que solos. Debemos aprovechar las capacidades de cada uno al máximo, cada uno tiene habilidades distintas y útiles para el grupo. Así es como trabajamos el álbum en el aula centrándonos en los valores y el trabajo en equipo.

Si te ha parecido de interés, puedes comprobar su precio en Amazon aquí:

Visita otros títulos en la página principal de La Ranita Lectora.

¡Nos interesa tu opinión! ¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Comparte esta entrada

Deja un comentario