La coleccionista de palabras: Un libro para cambiar el mundo

 La coleccionista de palabras nos parece una obra maestra de la literatura infantil, tanto por su narración e ilustraciones como por la magia que desprende su mensaje. Este es el libro que junto con el maxi libro “The Gruffalo” más estropeado tenemos. Si lo ves a simple vista pareciera que viene de la guerra al menos. Sin embargo, a nosotros nos gusta decir que es un libro con vida y con kilómetros y kilómetros de viaje. Y es que este álbum ilustrado ha pasado por muchas manitas desde que lo compráramos en el 2016.

la coleccionista de palabras

Información
Título La coleccionista de palabras
Autor Sonja Wimmer
Editorial Cuento de Luz
ISBN 978-8493824068
Ficha en Amazon comprar en amazon

El libro lo conocimos a través de Pinterest, somos súper fans de esa app para todo en la vida, desde manualidades hasta recetas y decoración del hogar.

La historia es que encontramos un “pin” con una imagen de “la maleta de las palabras bonitas” y nos pusimos a investigar a ver qué era eso. Así fue como llegamos al blog de esta seño de infantil que había creado un libro viajero en su aula partiendo de esta obra.

Inmediatamente nos pusimos a bichear por internet aunque es cierto que no había demasiada información. Pero, al final, decidimos que teníamos que tenerlo en nuestras manos y darle una oportunidad a ese proyecto tan chulo del blog.

La coleccionista de palabras

La historia transmite un mensaje muy bonito lleno de solidaridad. Luna es una niña que colecciona palabras de todo tipo, palabras que nos hacer reír, soñar o volar.

Pero un día se da cuenta de que ya no escucha esas palabras tan bonitas en nuestro mundo. Después de investigar el asunto entre diversos habitantes, todos llegan a la misma conclusión. Las personas se están olvidando de las palabras bellas por que no tienen tiempo, están demasiados ocupados y nos les dan importancia.

A partir de ahí comienza el viaje de Luna y su maleta cargada de palabras bonitas para repartir entre todas las personas necesitadas. Así va sembrando palabras de amor, amistad, fraternidad, magia, diversión, compasión y tolerancia.

De repente Luna se da cuenta que su maleta se ha quedado vacía, ya ha repartido todas las palabras bonitas que tenía. Pero lejos de ponerse triste, Luna mira a su alrededor y observa como las personas han cambiado, reparten y comparten las palabras entre ellos.

Entonces Luna comprende la importancia de compartir lo que tenemos con los demás y como ese gesto puede hacernos muy felices y cambiar muchas cosas a nuestro alrededor.

Sinergia: ilustraciones y texto

Ilustraciones y palabras construyen entrelazadas las hojas de este libro encantado cuyo objetivo es transmitir la fuerza que pueden tener las palabras y su poder para cambiar nuestro mundo.

Las ilustraciones de este álbum son maravillosas, fantásticas y llenas de detalles que aciertan a transmitir los sentimientos de los personajes en cada página.

la coleccionista de palabras

La narración entrelaza diferentes tipologías textuales con extraordinarios bailes de palabras y frases en cada reverso del libro. A nuestros ojos el texto pareciera tener vida propia, volando entre las páginas e ilustraciones. No se sabe donde acaba la palabra y donde empieza la ilustración, dibujando una perfecta sinergia entre ilustraciones y narración.

Para aquellos que somos más torpes, el libro incluye al final del todo, un anexo con la transcripción más legible de cada página. Para que así nadie se pierda ni un detalle de esta bella historia.

Un cuento para el mundo real

Este libro es ideal para niños con edades entre los 5 y los 7 años que están aprendiendo a escribir, leer y a comprender el concepto de palabra.  Entendiendo la magnitud y el poder que tienen las palabras, que son algo lleno de magia y capaces de cambiar muchas cosas.

La historia que nos cuenta la coleccionista de palabras bien puede aplicarse a la vida real, en la que cada vez más nos olvidamos de vivir despacio, de disfrutar del momento y de las personas que nos rodean. Pero sobre todo nos olvidamos de expresar todo eso con palabras, palabras de alegría, paz, agradecimiento, tolerancia, hospitalidad, etc. Todas ellas tan necesarias en nuestra sociedad.

Una historia que sabe encender la llama interior de cada persona, motivándoles para poner su granito de arena en el cambio hacia una sociedad mejor. Además, nos transmite paz y tranquilidad, sabiendo que hay muchas almas generosas en el mundo.

Podemos decir que se trata de una historia fabulada ya que podemos extraer una clara moraleja de todo ello: anteponer el bien común al bien personal e individual. No nos sirve de nada poseer mucho si no sabemos compartirlo con los demás.

 

Cómo llevarlo al aula: La maleta de las palabras bonitas

Llegados a este punto, solo nos queda comentaros cómo hemos trabajado en clase el libro.

Veréis, el libro apareció una mañana encima de la mesa y abierto, así que decidimos leerlo en la asamblea ese día. ¡Nos encantó a todos! Al día siguiente, encima de la mesa lo que había era una maleta llena de materiales de manualidades y una carta que Luna nos había dejado. En la carta nos encomendaba una tarea de equipo, reunir de nuevo palabras bonitas en su maleta. Si queréis ver la carta os dejamos descargable.

Y eso, es lo que fuimos haciendo, cada fin de semana un niño/a se llevaba a casa el cuento y la maleta. A la vuelta cada uno explicaba y mostraba su palabra al resto y ese día la trabajábamos. Con cada palabra lo hacíamos de distinta forma, algunos días con dibujos, otros con teatrillos improvisados, con cortos, con música, etc. Un poco dependiendo de qué teníamos en cada momento y del término en sí.

maleta palabras bonitas

A final de curso, la maleta había pasado por todos los hogares de los peques y habíamos reunido un montón de palabras bonitas que teníamos en un mural de clase, así que decidimos guardarlas todas en un libro gigante de “Palabras bonitas”.

Os dejamos foto del mural de clase, súper alegre y colorido.

mural palabras bonitas

Conclusión

Con todo esto dicho, con La coleccionista de palabras podemos aprovechar y trabajar muchas cositas con los peques como la solidaridad, la importancia de compartir o la generosidad. Todos ellos valores importantes y que todos debemos transmitir a nuestras nuevas generaciones, tal como hicieron con nosotros.

Es un libro que nos ha ayudado mucho en las aulas a disfrutar y a aprender sobre las palabras de una forma muy divertida y creativa, involucrando a las familias en la escuela también, y por ello en La Ranita Lectora recomendamos enérgicamente su lectura.

Te dejo enlace de Amazon por si quieres ver su precio y opiniones:

¡Nos interesa tu opinión! ¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Comparte esta entrada

Deja un comentario